sábado, 21 de octubre de 2017

No todo es lo que parece... (5)

 
 
 
 
 
 
 
 
¡Cuidado...!
 
¡No vaya a caerse...!
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(Archivo: cuevadelcoco).

No todo es lo que parece... (4)

 
 
 
 
 
 
 
 
Amplíe y fije la mirada en el punto negro...

Acérquese y apártese...
 
 ¡los círculos se mueven...!
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(Archivo: cuevadelcoco).

No todo es lo que parece... (3)

 
 
 
 
 
 
 
 
No hay ninguna paralela...
 
¡Pudiera ser...!
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(Archivo: cuevadelcoco).
 
 
 
 
 
 


No todo es lo que parece... (2)








¿Qué recta es la más larga...?
¡Aaahhhh...!
Amplié y compruebe...
Y luego...¡decida!
(Archivo: cuevadelcoco).

No todo es lo que parece... (1)

 
 
 
 
 
 
La esfera...,
¿rueda sobre el pavimento o está quieta...?
 
Ampliando la imagen,
se aprecia mejor...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(Archivo: cuevadelcoco).


Poesía...cada día...









Esta tarde he dejado entre las aguas
del río transparente en su estiaje
una parte de mí que no quería.

Trémolo de cristal donde las nubes
fragmentan sus erráticas siluetas,
irrepetibles gestos vaporosos.

Allí he dejado sombras y jornadas
a las que negó el sol sus mediodías
amables y colmados de caricias.

Y por el lento cauce se han perdido
muchas dolientes horas que llenaban
mi íntimo jardín de apariciones
por las que no sanaban mis heridas.

Y he vuelto, más tranquilo y confiado
a la espera de noches más propicias
para el sueño, la calma y el silencio.











(Archivo: cuevadelcoco.
Imagen: mirarlook/cuevadelcoco).





martes, 17 de octubre de 2017

Lecturas y relecturas: J. D. Salinger, "El guardián entre el centeno"...







"El guardián entre el centeno".
J. D. Salinger.
Alianza Editorial.

No es un libro que me haya entusiasmado,
precisamente...

He leído otras obras de Salinger,
mucho más interesantes y profundas...

Pero ésta tiene un matiz de leyenda,
que conlleva oscuras intenciones...

En Estados Unidos, como es de suponer...

Parece que cuando alguien compra este relato,
se convierte en sospechoso
de querer atentar
contra la vida del presidente...,
o un miembro destacado de la economía,
de las artes o de la política...

La historia, en sí,
resulta un tanto anodina...

Y no encierra ninguna clave
que justifique su mala prensa...

Volví a leerlo,
y me pareció tan neutro
como la primera vez...











(Archivo: la cuevadelcoco).


jueves, 12 de octubre de 2017

La Guardia Civil en el día de su Patrona, la Virgen del Pilar...

 
 
 
 
 
 
 
Este blog, y todos los que formamos parte de él,
felicitamos a la Guardia Civil,
en el día de su Santísima Patrona,
la Virgen del Pilar.
 
En las carreteras,
en los campos,
en la montaña,
en las costas,
en todos los lugares de España,
seguís, como siempre,
cumpliendo con el sagrado deber
de imponer la ley y el orden,
a pesar de todos los pesares...
 
Bajo la lluvia,
bajo el sol más ardiente,
en los días más desapacibles del invierno...,
allí estáis,
dispuestos a ayudar,
a defender y salvar vidas,
sin conceder valor a la propia existencia,
porque lo que os caracteriza
es vuestra entrega total y absoluta,
a España y a la totalidad de sus gentes,
sin ninguna case de distinciones...
 
Y allí  continuaréis
incluso en este día,
tan especial y entrañable
para este Cuerpo de Seguridad,
que lo da todo por los demás.
 
¡Gracias, gracias por velar por nosotros,
diaria y constantemente,
aunque vuestra labor no sea siempre reconocida,
y hayáis tenido que sufrir insultos,
vejaciones y desprecios,
afrontándolo todo 
con inamovible dignidad!
 
¡Sois un ejemplo para la nación!
 
En este 12 de octubre,
y de todo corazón,
os decimos que estamos con vosotros,
a vuestro lado,
y os deseamos...
 
¡¡¡MUCHAS FELICIDADES!!!
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(Archivo: cuevadelcoco).
 
 
 
 

La Virgen del Pilar 2017.






"La aparición de la Virgen del Pilar
al Apóstol Santiago 
y a sus discípulos zaragozanos".
Francisco de Goya.


Este blog felicita
a todas las Pilares, 
Marías del Pilar,
Pilis, Pilucas, y Maripilis,
en el día de su Santísima Patrona,
Nuestra Señora del Pilar.

Y deseamos que estéis
bajo su protección
todos los días de vuestra vida!

MUCHAS FELICIDADES!!!

MUCHAS FELICIDADES!!!

MUCHAS FELICIDADES!!!











(Archivo: cuevadelcoco).

12 de Octubre: Día de Nuestra Señora del Pilar.







"La Virgen del Pilar".
Francisco de Goya.

Este blog, y todos los que formamos parte de él,
felicitamos a todos los zaragozanos y aragoneses
en el día de su Santísima Patrona,
Nuestra Señora del Pilar.

Que Ella nos proteja a todos
a lo largo de todo el año
y hasta las próximas Fiestas!

MUCHAS FELICIDADES!!!

MUCHAS FELICIDADES!!!

MUCHAS FELICIDADES!!!











(Archivo: cuevadelcoco).

miércoles, 11 de octubre de 2017

Paisajes (12). Riglos: Querido y viejo camino...

La mirada se posa, inevitablemente,
 en las moles de los Mallos.
Pero hay otros lugares,
que por su encanto, pleno de misteriosa intimidad,
 salvo para los conocedores del lugar,
muchas veces pasan inadvertidos.
En la tarde, cuando el sol ya no quema,
y es grata la temperatura,
suelo ir en dirección contraria,
hacia lo que se conoce
como "los Mallos Pequeños".
Es un camino acogedor,
casi siempre solitario...,
sobre todo cuando el verano queda atrás,
y todo "huele" a septiembre en sus postrimerías...
Esta senda,
entreverada de luces y sombras,
contiene la quietud descrita en un poema,
en una novela de atmósfera otoñal...

Los "Mallos Pequeños",
que reflejan y recogen las luces vespertinas...

Alguna misteriosa oquedad,
y el silencio de las paredes en sombra...
No pueden competir en altura,
pero se alzan
igualmente orgullosos...
Allá abajo,
el valle, la lejanía,
que azulea las lejanas lomas...

Ese tono rojizo,
preludia, acaso,
los días que vendrán...

Aquí, en esta leve elevación,
lo que queda de una ermita...
Un lugar para pensar...,
y soñar en silencio...

El camino de vuelta...
Los Mallos,
retienen las últimas luces...


El día que termina...
Contraluces
que evocan despedidas...
La luna se septiembre...
Cuarto creciente ya,
sobre los árboles,
que van perdiendo sus hojas...
Y Riglos, al pie de los colosos de roca...
(Archivo: cuevadelcoco.
Imágenes: mirarlook/cuevadelcoco).

viernes, 6 de octubre de 2017

Castañas de Huesca...







Castañas de Huesca.

Desde cualquier lugar de la provincia,
 si alguien tenía que viajar a la capital,
nunca faltaba el zalamero encargo:
"-¡...anda...traerás unas castañas de Huesca...1"

¡Y es que son riquísimas...!

Mi padre, en cierta ocasión,
volvió con una cajita
que contenía una docena de castañas...

A los dos o tres días,
sólo quedaba una,
"la de la vergüenza",
como se dice en lenguaje coloquial...

La abuela, al terminar la comida,
dejó sobre el mantel,
esa caja blanca,
que representaba claramente
la ferocidad de nuestra gula...

La abrió. Y la castaña solitaria,
se convirtió en objeto de deseo...

"¡... No han durado nada...!", dijo.

Tomó aquella exquisitez,
delicadamente, como si fuera un tesoro,
y la compartió con mi abuelo.

Luego, se tomó su café,
acompañado de una copista de " Chartreuse",
y, calándose las gafas,
continuó con la lectura del periódico...

Cada vez que paso por Huesca,
la tentación es más fuerte que yo...

¡ Porque esta delicia de mazapán y caramelo,
es algo entrañablemente nuestro...!











(Archivo: cuevadelcoco).



lunes, 2 de octubre de 2017

Tiempo de castañas...







Frutos del castaño,
todavía sin madurar.
Podemos ver la cubierta espinosa.
que protege los frutos.


Es tiempo de castañas...

Ya he visto uno o dos puestos,
donde es posible llevarse
el típico cucurucho,
o la bolsita de papel,
con las castañas 
recién sacadas del fuego,
por un precio razonable...



Al madurar las castañas,
la cubierta se abre
y adquiere un tono amarillento...



Frutos del castaño de Indias...
No son comestibles,
y su sabor es muy amargo...

M. de Voltaire, según cuentan las crónicas,
llevaba en el bolsillo
tres de estas castañas,
para protegerse del "mal de ojo"...











(Archivo: cuevadelcoco).



La paz sobre los campos...







Mediodía de otoño...
Soledad y silencio
lejos de las multitudes
que se agitan y claman
a dioses desleales...





Llegan lentas las nubes,
y el lejano horizonte
sumido en sus ensueños
se torna más oscuro...





 Estos muros sencillos
albergaron en tiempos
a gentes que soñaron
con el rumor del mar...





Deshabitada estancia, la llanura
mantiene la esperanza
de que vuelvan los ecos
de voces familiares...






Nostálgicas siluetas
sobre el cielo inquietante.
El viento apenas roza
sus pardas cabelleras...











(Archivo: cuevadelcoco.
Imágenes: mirarlook/cuevadelcoco).















sábado, 30 de septiembre de 2017

Edith Holden: Septiembre...

 
 
 
 
 
 
 
Despedimos septiembre...
 
Y lo hacemos con estas imágenes,
fruto de la sensibilidad de Edith Holden...
 
 
 
 
No sin cierta nostalgia,
vemos cómo este mes se acerca a su fin...
 
 
 
Los frutos más frecuentes de septiembre,
que encontramos nada más salir al campo...
 
El escaramujo, o fruto del rosal silvestre...
 
Las deliciosas "moras",
cuyo sabor es incomparable...
 
 
 
Jilguero o cardelina,
picoteando las semillas de un cardo...
 
Su nombre se debe a esta planta,
sobre la que se posan en bandadas...
 
 
Edith Holden,
con su técnica impecable,
y su mirada, habituada a la naturaleza,
nos dejó el amable recuerdo
de una vida entregada
a un hermoso ideal...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(Archivo: cuevadelcoco).
 


martes, 26 de septiembre de 2017

Modelos astronómicos: Nicolás Copérnico y el heliocentrismo.






Nicolás Copérnico.
(Nikolaus Kopernikus).
Matemático y astrónomo.
Copérnico, inicia una verdadera revolución en la Astronomía,
al proponer su sistema heliocéntrico,
consistente en que el Sol es el centro del universo,
y alrededor de él, giran los planetas.
Más allá, están las "estrellas fijas",
lo mismo que en el sistema tolemaico.
Y, según Copérnico,
las órbitas de los planetas son circulares.
Planisferio de Nicolás Copérnico,
donde aparecen los planetas conocidos,
desde Mercurio a Saturno,
orbitando alrededor del Sol.
Johannes Kepler, completó este modelo
incluyendo órbitas elípticas.
Con las observaciones de William Herschel y otros astrónomos,
se aceptó que el Sol no está situado en el centro del Universo.
Edwin Hubble, en la década de 1920,
demostró que el sistema solar pertenecía a una galaxia,
la Vía Láctea.
Y que ésta, era una más,
y no la mayor, 
entre millones de millones de galaxias.
En el siglo XVIII,
ya se consideraba obvio
 que el Sol no ocupaba el centro del universo.
Habría que recordar a Giordano Bruno,
cuando afirmaba que nuestro sistema solar no era único,
que existían muchos como él.
Comparación entre el sistema de Claudio Ptolomeo,
y el sistema de Nicolás Copérnico.
(Archivo: cuevadelcoco).


Modelos astronómicos: El geocentrismo de Claudio Ptolomeo.






Claudio Ptolomeo.
Ptolemaida,Tebaida, +- 100 d.C. -
Cánope, +- 170 d.C.

Poco se sabe sobre la vida de Claudio Ptolomeo,
astrónomo, astrólogo, químico, geógrafo y matemático.

Su modelo astronómico se basa en el geocentrismo.

La tierra es el centro del universo,
y alrededor de ella giran el sol, la luna y los planetas.

Más allá, están las que él denominaba "estrellas fijas".

Expuso su teoría de forma tan contundente y rotunda,
que permaneció como cierta e inamovible hasta el siglo XVI.



Representación del sistema geocéntrico de Claudio Ptolomeo.



La astronomía y la astrología,
según la concepción tolemaica del universo.











(Archivo: cuevadelcoco).!

lunes, 25 de septiembre de 2017

Lecturas y relecturas:: "Los tres mosqueteros", de Alejandro Dumas.


"Los tres mosqueteros". 
Alejandro Dumas.
Editorial S. Calleja.
"Colección Madrid".


     Cierto tiempo atrás, cuando era una persona más sociable de lo que soy ahora, viajaba en un tren con destino a Levante. Era una mañana de principios de enero, y todos los viajeros, bien arrebujados en confortables abrigos, las manos, protegidas por gruesos guantes de cuero, con su forro de fieltro o de piel de conejo, tratábamos de paliar el insuficiente sistema calefactor, que apenas elevaba tres o cuatro grados la temperatura del vagón.
 En un bolsillo del abrigo, llevaba yo un ejemplar de " Los tres mosqueteros", de Alejandro Dumas, en una edición, no antigua, pero sí con cierta solera.
No podía leer, muy a mi pesar, por dos razones: La RENFE, dicho sea de paso, no invertía ni un duro en todo lo que redundase en la comodidad de los viajeros. Así que con la deficiente iluminación, mis sanas intenciones de rememorar algunos fragmentos de la vida aventurera del buen D'Artagnan, se vieron fallidas. En el exterior, una débil luz, allá a lo lejos, preludiaba el comienzo del día. Ésta era la segunda razón.
Cerré los ojos, y me acomodé como buenamente pude, buscando refugio en un rato de sueño. Pero, como si se tratara de una película, aparecieron en mi mente las imágenes del joven aspirante a mosquetero...
Su partida de la casona familiar, en un caballo de edad indefinida, que fue la causa del primer mal encuentro, desafortunado y desigual. Tampoco entró con buen pié en el palacio de M. de Treville, que le supuso batirse con el aristocrático Athos, el gigantesco y presumido Phortos, y el espiritual Aramis.
El tren hizo una parada, y su brusquedad me sacó de mis ensoñaciones...
La luz del vagón seguía igual de mortecina. Fuera, ya había luz suficiente para leer.
Saqué a los cuatro héroes del bolsillo, abrí el libro, y, entonces, el viajero que se sentaba frente a mí, me preguntó: - ¿De verdad se va a leer usted eso...?
Yo, un tanto estupefacto, lo contemplé un momento, creyendo que hablaba en broma, pero no, su expresión era muy seria, y poco favorable a mis deseos de evadirme de mi época, para entrar en una peor, aunque más apasionante. - Pues sí... Si usted no tiene inconveniente..., respondí.
- ¡Ay, los libros, dijo, muy convencido, que no sirven para nada...! Desde los doce o catorce años, no he abierto uno, y, ya ve...aquí estoy...tan fresco...
"Y tan vacío...", iba a replicarle, pero me contuve... - Algo leerá usted...los periódicos, por ejemplo...
- ¡Qué va! Primero con la radio, y ahora, con la televisión, me entero muy bien de lo que pasa en el mundo... Y usted, ¿por qué lee..., si no es indiscreción...?
Le hubiera soltado un contundente argumento a favor de la lectura, mas no tenía ninguna gana... Así que opté por otra estrategia.
- Verá... Es que padezco de insomnio, y mi médico me aconsejó en su día que leyera, para atraer el sueño...
 - ¡Oh, discúlpeme! ¡Creí que lo hacía por afición...! ¡El insomnio! ¡Mala cosa es esa...! Y...¿le funciona...?
- Casi siempre... Pero en los viajes, y en las habitaciones de hotel, me cuesta más...
- ¿Toma alguna cosa...?
- Mi médico me hizo unas pruebas, y resulta que soy hipersensible a los componentes de muchos medicamentos para dormir...
- ¿Ha probado con...?, y me soltó una retahíla de fármacos.
- Ya le digo... Intolerancia a casi todos... Lo único que me funciona es la lectura... A veces, a la tercera página, ya estoy como un tronco... ¡Y sin efectos secundarios...!
- ¿Y si yo probara...? Alguna que otra noche, no logro conciliar el sueño...
- ¡Pues va en aumento con los años...! ¡Pruebe, pruebe a leer...!
El tren se iba acercando a una estación, y, entre sacudidas, chirridos de las enormes ruedas metálicas y demás indicios de que estaba frenando, por fin, se detuvo. El viajero que no leía, provisto de su reducido equipaje, se apresuró a apearse, no sin decirme antes: - ¡Ojalá me sirva su consejo! ¡Que tenga buen viaje!
Salió precipitadamente del compartimiento. Desde el andén, me envió un saludo , y se perdió entre los viajeros, camino del vestíbulo.
Aún me quedaban un par de horas antes de llegar a mi destino. Y las ocupé en releer algunos fragmentos de la novela de Dumas.
¿Qué fue del aquel viajero...?
¿Llegó a tomar un libro, después de tantos años...?
Y...¿por una casualidad, descubrió el deleite de la lectura...?
¡Nunca he llegado a saberlo...!











(Archivo: cuevadelcoco).






jueves, 14 de septiembre de 2017

Encuentros, reencuentros y ausencias...

 
 
 
 
 
 
Colegio de Padres Escolapios, Jaca.
Alumnos de Infantil-Primer Grado.
Curso 1958-59.
 
 
 
 
Septiembre iba consumiendo lentamente su primeros días...
Poco a poco, nos acercábamos al 15, y comenzábamos a sentir,
algo así como una incierta conmoción, una inquietud que sólo se calmaba
en las horas del sueño...
Y era, que el nuevo curso se acercaba...
¡Y llegaba...!
La tarde anterior, salía, desde algún lugar ignorado, la bata del colegio,
que mi madre planchaba cuidadosamente.
Yo, con un suspiro, seguido de otros, iba al armario donde guardaba mi cartera escolar.
La abría, y aspiraba ese olor inconfundible a lápices, cuadernos y libros,
que me devolvía a la realidad.
Porque el verano era un sueño, un sueño maravilloso, todo luz y riachuelo,
caminos y tardes de juegos en los prados que rodeaban el castillo.
¿Había sido un sueño...?
¡Todo parecía tan cercano y tangible...!
Pero...ya quedaba atrás...
La mañana del 15, lavado y peinado, con los zapatos lustrados y la bata de colegial,
algo estrecha ya, cruzaba la puerta del patio de recreo,
que era por donde entrábamos al colegio habitualmente,
y me situaba en el lugar donde se formaban las filas...
Daba las nueve el reloj de la torre.
Y, al mirar alrededor, descubría el rostro del amigo, del compañero,
del vecino..., y hallaba nuevos rostros....,
y el vacío de otros que ya no acudirían al colegio...
La ciudad, tan cerca de la frontera, y tan lejos del resto del país,
era un lugar de paso...
Hijos de militares, de miembros de las fuerzas de seguridad, de funcionarios, (los menos),
iban y venían...
Se echaba de menos a alguien, con quien se compartiera juegos...
Sí..., encuentros, reencuentros y ausencias...
Cada 15 de septiembre era lo mismo...
Disciplina, orden, silencio...
Largas filas pegadas a las paredes del claustro bajo, las manos atrás,
atentos a la voz del Padre Escolapio que ya sería nuestro profesor durante todo ese nuevo curso...
Disciplina, orden, silencio...
Horas de estudio, de lectura y escritura...
Y los implacables deberes para el día siguiente...
Al oír una leve palmada, todos en pie.
Y luego, tras las breves oraciones de la tarde,
el regreso a casa.
Era mejor no mirar atrás, olvidarse del verano, imaginar que fue un sueño...
No había lugar para la nostalgia...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(Archivo: cuevadelcoco).
 
 

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Poesía...cada día... (Con sabor a tango...)






Hay una calle...,
una calle olvidada en el tiempo...
Que no llenan ni soles ni lunas...,
sólo el silencio...
Los portales oscuros susurran
cuando paso en las tardes de invierno,
y me invade la melancolía
evocando enlutados recuerdos...
Tristes horas de adioses amargos,
en el atrio sombrío del templo...
Hay una calle...,
una calle perdida en el tiempo...
(Archivo: cuevadelcoco.
Texto: EPT.
Imagen: mirarlook/cuevadelcoco).

lunes, 11 de septiembre de 2017

11 de septiembre de 2001: amarga memoria...

 
 
 
 
 

 
Sin palabras...
 
Las imágenes son más que suficientes...
 
Un día de muerte y sufrimiento...
 
 
 
 

 
 
 
 
 









































































En memoria de todas las víctimas
de este brutal atentado.
 
En memoria de todos los héroes
que se expusieron al peligro,
y a cuantos dieron sus vidas,
valiente y desinteresadamente,
para evitar una desgracia mayor.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(Archivo: cuevadelcoco).