viernes, 26 de agosto de 2016

...otro cabreo del "Brozas"...






"Profundidades", 
 ilustración de EPT.


"¡cagüenlaaaaaa... ! 
¡No te joroba...!
O sea, que si falla una vez más,
este remedo de cónclave,
tendremos que ir a votar...
¡el 25 de diciembre!

¡Pues lo tienen claro...!

Tras una cena de Nochebuena,
con timba incluída,
y acompañamiento
de villancicos televisivos,
el 25 de diciembre,
se batirá el récord de abstención...

¡Como si lo viera...!

Yo, desde luego, 
en el improbable caso
de que me acerque al colegio electoral,
meteré en los sobres,
en vez de papeletas,
unos envoltorios de turrón de Jijona...

¡Cuanto más grasientos, mejor!

"¿...votar un Día de Navidad...?

¡Y un huevo de pato!"











(Archivo: cuevadelcoco.


















...atar y desatar...





Entre las paginas de un libro,
(tengo esa costumbre-manía...),
he hallado este chiste de "Máximo",
que, de alguna manera,
contiene una gran dosis
de actualidad...

Y me viene a la memoria,
aquel comentario de D. Francisco de Quevedo,
acerca de los espárragos:
"...si no es para venderlos en manojos,
no se juntan..."

Dicho sea de paso,
D. Francisco, era un pasota,
redundancias aparte...

Pero no, 
hoy no se trata de él...

¿Unir a los españoles...?

¡Quijotesca y quimérica empresa...!

Por desgracia,
es más fácil unirlos
"contra qué",
que "a favor de"...

Estamos en las postrimerías de agosto,
y, tanto PP como C's,
aún siguen cavilando
acerca de lo que los une o separa,
sin pararse a considerar,
que sus esfuerzos,
al decir de Jean Paul Sartre,
son "una pasión inútil"...

No es derrotismo,
ni negatividad,
sino hastío,
aburrimiento,
desesperanza...

Sus Señorías,
y no se merecen la "S" mayúscula,
caminan, en equilibrio precario,
por una cuerda floja,
intentando salvar el abismo
de unas terceras elecciones...

¿Caerán..., no caerán...?

Mientras,
con aire mefistofélico,
la parte,
o partes contrarias,
todavía mascullan
sobre un gobierno progresista...











(Archivo: cuevadelcoco).


miércoles, 24 de agosto de 2016

...Álvaro de Laiglesia..., y "La Codorniz"...


Alvaro de Laiglesia,
en sus años jóvenes.


A este país, lo que le falta,
es una dosis de buen humor...

Hace días
que me siento incapaz
de ver un "telediario" completo...

Porque,
en cuanto asoman las jetas
de nuestros políticos,
siento el irresistible impulso
de apagar el televisor...

Y lo apago,
con un gesto
no exento de cierta saña...

En fin...

Recordar a Alvaro de Laiglesia,
es recordar "La Codorniz"...

"La revista más audaz,
para el lector más inteligente."

En aquellos tiempos,
"La Codorniz",
era un soplo de aire fresco...

Y más, desde que, en 1947,
Alvaro de Laiglesia,
asumió su dirección...

España reía semanalmente...

A pesar de los pesares...

Y, las geniales ocurrencias
del señor de Laiglesia,
iban de boca en boca...

El otro día,
me topé con uno de sus libros:
"Yo soy fulana de tal."



Y lo releí de un tirón...

Que para algo estamos en verano,
y son, (ya no tanto...),
muy largos los dias...

Autor prolífico,
siempre en clave de humor,
fue publicando incesantemente...



"¡Nene, caca!".
Alvaro de Laiglesia.
Portada de Antonio Mingote.
En su quinta edición...

¡Anda, y que no me reí
en aquel verano de 1970,
a la sombra de un olmo,
junto al más pequeño de los dos ríos
que rodean a mi pequeña
y querida ciudad!

¡Casi me daba vergüenza...!

Pero no era el único...

Y, cuando la sombreada orilla,
se llenó de risas,
me sentí muy dichoso...

¡Ay, "La Codorniz"...!



Ejemplar "extra" de 1969.
Con portada de Mingote.


Cuando "La Codorniz",
dejó de publicarse el día 11 de diciembre de 1978,
teniendo en su haber 
un total de 1898 números
que vieron la luz,
podría decirse,
que la "luz" del humorismo español,
se apagó definitivamente...

1941-1978...

Cuatro décadas del humor más brillante,
más elegante y autentico,
desaparecieron de nuestra historia...

¡Una pena...!









(Archivo: cuevadelcoco)."








miércoles, 17 de agosto de 2016

...siguiendo la vereda... (Pirineos Norte).
















































El final de la senda...

Imágenes sin palabras...,
porque no son necesarias...

Imágenes sin comentarios...,
porque el pensamiento,
lo que desea,
es sólo la contemplacion...

Dice un antiguo refrán:
"Donde la vista no pasea,
el corazón no se recrea..."

Y es la verdad...











(Archivo: cuevadelcoco.
Imágenes: mirarlook/cuevadelcoco).

lunes, 15 de agosto de 2016

Del diario del Filósofo, amigo del Coco...


"Hoy..., he pasado casi toda la mañana,
contemplando el agua...

Sentado en una roca plana,
junto a la orilla,
no podía apartar la vista
de los cambiantes reflejos...

Mis pensamientos,
iban y venían...,
hasta que, 
en un indeterminado momento,
dejaron de fluir...

No recuerdo nada,
sólo mantengo dentro de mí
la grata sensación
de sentirme en paz conmigo mismo...

Yo era el agua,
la luz reflejada en ella,
el murmullo de la corriente,
la suave brisa
que se deslizaba bajo los árboles,
en cuya sombra me amparaba
de los rigores de agosto...

Era feliz,
sin ser consciente 
de mi calma interior...

Luego,
con un profundo suspiro,
volví 
a lo que llaman realidad...

Pero...,
esa realidad era ya muy distinta...

No una carga agobiante,
ni algo innecesario...

Tenia la certidumbre
de que había hallado un umbral,
un puente,
una senda...,
para volver, 
cuando quisiera,
a sentir el mundo,
como un amigo
con el que compartir mi soledad..."











(Archivo: cuevadelcoco.
Imagen: mirarlook/cuevadelcoco).


jueves, 11 de agosto de 2016

Oloron-Sainte-Marie...a orillas del Aspe...


Oloron-Sainte-Marie.
Orillas del río Aspe.




Las típicas mansardas,
en un antiguo edificio.




Fachada posterior
del Palais de Justice,
desde el río.




El grato frescor de la orilla,
acompañado
por el rumor de la corriente.




Rafting en el Aspe.




El divertido rafting...




Continuamente,
van apareciendo nuevos grupos...




Un pequeño salto de agua...




¡Tiene que ser muy divertida,
esta aventura acuática...!




Un rápido se acerca...




Camino de bajada
a la orilla del Aspe.











(Archivo: cuevadelcoco.
Imágenes: mirarlook/cuevadelcoco).

Pantano de la Peña: Siempre es un espectáculo...


Una vez más, 
nos hemos detenido a contemplar
la caída del agua
en los sobraderos
del pantano de la Peña...




El agua,
sale con fuerza,
y golpea las rocas del fondo...
A veces,
el viento de la tarde,
eleva hasta nosotros
diminutas partículas húmedas...




No es posible
despegar la mirada
de ese alud acuático,
que nos hipnotiza y nos absorbe,
y nos hace meditar...




El arco del agua,
se disuelve con furia
en un choque titánico...




Un profundo sonido...,
constante retumbar
de un coro de tormentas...




Al llegar al cauce,
volverá la calma...




La turbulenta caída,
hubiera fascinado
al filósofo Heráclito...




A lo lejos,
el valle se abre,
y recoge, con avidez,
el regalo del pantano...




La tarde ya declina...
Una mirada postrera,
cargada de nostalgia,
antes del regreso...




La calma de las aguas quietas,
en contraste,
con el indomito desplome...











(Archivo: cuevadelcoco.
Imágenes: mirarlook/cuevadelcoco).